PATOLOGÍAS
HOMBROS


LESIONES DEL

MANGUITO ROTADOR




PATOLOGÍAS DE HOMBROS > LESIONES DEL MANGUITO ROTADOR

El manguito rotador consiste en cuatro músculos y sus tendones: el supraespinoso, infraespinoso, subescapular y redondo menor. Estos rodean la articulación del hombro, se encargan de los movimientos del hombro y ayudan a otros más para los movimientos del brazo, y además cumplen una importante función de estabilización de la articulación. Ocupan el espacio subacromial, que se encuentra por encima del hueso del hombro (húmero) al cual cubren, y por debajo de una prominencia ósea de la escápula llamada acromion, y son vulnerables a rupturas parciales o completas por desgaste o por traumatismos en el hombro.

Su diagnóstico se basa en el examen físico, y puede necesitar pruebas de imagen como la resonancia magnética o ecografía. Si se diagnostica una rotura, para su reparación se realizará un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo llamado artroscopia. Mediante 4-5 pequeñas incisiones de 5-10 mm aproximadamente cada una, introducimos materiales especialmente diseñados, entre ellos una cámara, que nos permite una visión completa y exhaustiva de las lesiones y su reparación.

Se realiza una limpieza de la bursa y el tejido inflamatorio, para luego identificar la ruptura y realizar la sutura del tendón afecto mediante implantes específicos cargados con hilos de alta resistencia.

En los casos de tendones de mala calidad, muy retraídos, re-roturas tras cirugías previas o rupturas grandes, su cirujano puede recomendarle un procedimiento llamado aumentación, mediante el cual se refuerza la reparación del tendón gracias al uso de una matriz de dermis humana acelular. El injerto es así introducido y fijado sobre la reparación previamente realizada mediante artroscopia, consiguiendo una mayor resistencia de la misma y un mejor resultado clínico.

Cuando una ruptura del manguito rotador no es reparable, su resolución requiere el uso de técnicas especiales llamadas transferencias tendinosas. Su cirujano realizará una disección de un tendón propio de su hombro, llamado el dorsal ancho o latissimus dorsi, y lo transferirá a una nueva posición para suplir la función del tendón del manguito rotador no reparable, mediante una técnica asistida por artroscopia.


PATOLOGÍAS
HOMBROS


LESIONES DEL

MANGUITO ROTADOR




PATOLOGÍAS DE HOMBROS > LESIONES DEL MANGUITO ROTADOR

El manguito rotador consiste en cuatro músculos y sus tendones: el supraespinoso, infraespinoso, subescapular y redondo menor. Estos rodean la articulación del hombro, se encargan de los movimientos del hombro y ayudan a otros más para los movimientos del brazo, y además cumplen una importante función de estabilización de la articulación. Ocupan el espacio subacromial, que se encuentra por encima del hueso del hombro (húmero) al cual cubren, y por debajo de una prominencia ósea de la escápula llamada acromion, y son vulnerables a rupturas parciales o completas por desgaste o por traumatismos en el hombro.

Su diagnóstico se basa en el examen físico, y puede necesitar pruebas de imagen como la resonancia magnética o ecografía. Si se diagnostica una rotura, para su reparación se realizará un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo llamado artroscopia. Mediante 4-5 pequeñas incisiones de 5-10 mm aproximadamente cada una, introducimos materiales especialmente diseñados, entre ellos una cámara, que nos permite una visión completa y exhaustiva de las lesiones y su reparación.

Se realiza una limpieza de la bursa y el tejido inflamatorio, para luego identificar la ruptura y realizar la sutura del tendón afecto mediante implantes específicos cargados con hilos de alta resistencia.

En los casos de tendones de mala calidad, muy retraídos, re-roturas tras cirugías previas o rupturas grandes, su cirujano puede recomendarle un procedimiento llamado aumentación, mediante el cual se refuerza la reparación del tendón gracias al uso de una matriz de dermis humana acelular. El injerto es así introducido y fijado sobre la reparación previamente realizada mediante artroscopia, consiguiendo una mayor resistencia de la misma y un mejor resultado clínico.

Cuando una ruptura del manguito rotador no es reparable, su resolución requiere el uso de técnicas especiales llamadas transferencias tendinosas. Su cirujano realizará una disección de un tendón propio de su hombro, llamado el dorsal ancho o latissimus dorsi, y lo transferirá a una nueva posición para suplir la función del tendón del manguito rotador no reparable, mediante una técnica asistida por artroscopia

El manguito rotador consiste en cuatro músculos y sus tendones: el supraespinoso, infraespinoso, subescapular y redondo menor. Estos rodean la articulación del hombro, se encargan de los movimientos del hombro y ayudan a otros más para los movimientos del brazo, y además cumplen una importante función de estabilización de la articulación. Ocupan el espacio subacromial, que se encuentra por encima del hueso del hombro (húmero) al cual cubren, y por debajo de una prominencia ósea de la escápula llamada acromion, y son vulnerables a rupturas parciales o completas por desgaste o por traumatismos en el hombro.

Su diagnóstico se basa en el examen físico, y puede necesitar pruebas de imagen como la resonancia magnética o ecografía. Si se diagnostica una rotura, para su reparación se realizará un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo llamado artroscopia. Mediante 4-5 pequeñas incisiones de 5-10 mm aproximadamente cada una, introducimos materiales especialmente diseñados, entre ellos una cámara, que nos permite una visión completa y exhaustiva de las lesiones y su reparación.

Se realiza una limpieza de la bursa y el tejido inflamatorio, para luego identificar la ruptura y realizar la sutura del tendón afecto mediante implantes específicos cargados con hilos de alta resistencia.

En los casos de tendones de mala calidad, muy retraídos, re-roturas tras cirugías previas o rupturas grandes, su cirujano puede recomendarle un procedimiento llamado aumentación, mediante el cual se refuerza la reparación del tendón gracias al uso de una matriz de dermis humana acelular. El injerto es así introducido y fijado sobre la reparación previamente realizada mediante artroscopia, consiguiendo una mayor resistencia de la misma y un mejor resultado clínico.

Cuando una ruptura del manguito rotador no es reparable, su resolución requiere el uso de técnicas especiales llamadas transferencias tendinosas. Su cirujano realizará una disección de un tendón propio de su hombro, llamado el dorsal ancho o latissimus dorsi, y lo transferirá a una nueva posición para suplir la función del tendón del manguito rotador no reparable, mediante una técnica asistida por artroscopia


CONSULTA HOSPITAL EL PILAR GRUPO QUIRÓNSALUD

CALLE BALMES 271
08006. BARCELONA

TEL (+34) 932 36 05 00

HORARIO
MARTES Y JUEVES
DE 16:00 HS. A 20:00 HS.

MIÉRCOLES
DE 09:00 HS. A 13:00 HS.



Copyright by InTouch System 2020. Todos los derechos reservados.



Copyright by
ITS Devolpment Solutions Provider
2020
Todos los derechos reservados


HOSPITAL EL PILAR GRUPO QUIRÓNSALUD